El papel del dietista – nutricionista cuando el colesterol está alto

El dietista – nutricionista es el profesional de la salud más indicado para realizar una dieta para combatir el colesterol. Muchas veces el colesterol “no viene solo”, sino que está acompañado de problemas de peso y otras enfermedades como la tensión alta, el ácido úrico elevado, la diabetes, etc. Por esta razón lo más aconsejable es hacer una dieta personalizada que tenga en cuenta todo lo que la persona necesita.

Peligros de tener el colesterol elevado en sangre

El problema de tener el colesterol LDL elevado en sangre llega cuando hay mucho más de lo que necesitan las células, entonces el colesterol tiende a acumularse en el interior de las arterias. Cuando esto sucede hablamos de la formación de “placa de ateroma”. Ésta provoca que las paredes de las arterias sean más rígidas y más gruesas, dificultando el paso de la sangre y provocando un aumento de la tensión arterial. Si la placa de ateroma sigue creciendo puede llegar a taponar el vaso sanguíneo y provocar la muerte celular (necrosis) de los tejidos que han dejado de recibir sangre. Otro de los peligros es la formación de trombos. Los trombos son trozos de la placa de ateroma que se sueltan y empiezan a viajar por la sangre. Cuando un trombo llega a una arteria fina y estrecha también puede llegar a taponarla. Esto es lo que sucede cuando alguien tiene un accidente cerebro-vascular (ictus cerebral o embolia).

Sin duda una de las mayores consecuencias del colesterol alto en sangre es el infarto de miocardio o ataque al corazón. Significa que uno de los vasos obstruidos es una arteria coronaria y que el tejido que se queda sin riego sanguíneo forma parte del corazón.

Tratamiento para el colesterol

El colesterol alto debe abordarse desde distintos puntos de vista. En primer lugar hay que cambiar hábitos que favorezcan el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, es decir, fumar, beber alcohol, tener problemas de sobrepeso u obesidad y una mala alimentación.

Muchas veces estos cambios no se llevan a cabo y la única solución para controlar el colesterol es tomando medicamentos. Si el medico recomienda un fármaco es muy importante tomarlo, aunque se decida hacer también dieta. Con una dieta para reducir el colesterol se puede conseguir disminuir la cantidad de medicamento que necesita tomar la persona.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda que cuando haya hiperlipidemias, como es el colesterol alto, se haga una dieta pautada y controlada durante 1 año antes de acudir a los fármacos.

“La prevalencia de hipercolesterolemia en España es alta en personas de entre 35 y 64 años de edad.”